lunes, 10 de octubre de 2016

ANGLEA DE HÉLIKE (Galería de ilustraciones TRILOGÍA DE ANÍBAL II)


Tras Gerión, era obvio que debía ser el turno de Anglea, hija del rey oretano de Hélike y oficiante del rito de Astarté. En la ilustración de Sandra Delgado, Anglea está participando en la defensa de su ciudad, sitiada por las tropas de Amílcar Barca, y como arma utiliza una honda.

Para poner en contexto a Anglea me viene a la medida una conversación entre Argantio y Gerión en El heredero de Tartessos, inspirada en un pasaje de Plinio:

Argantio miró a Gerión con una sonrisa ya sincera iluminándole el rostro. El joven enarcó las cejas.
            - Ignoraba que tu pueblo cultivara la práctica de la honda.
            - Está cayendo en desuso, pero, bien manejada, es un arma formidable. Yo mismo entrené a Anglea, igual que a sus hermanos, como dicen los viajeros que se entrena a los niños baleáricos. Cuando llegaba la hora de comer colgaba una hogaza de la rama de una encina y hacía a los niños lanzar contra ella desde una distancia cada vez mayor; sólo cuando deshacían el pan de una pedrada podían comer de él. Argantio pronto encontró más masculino el arco y la espada, y Argonio nunca mostró interés por la caza o la guerra, de modo que ya sólo ella continúa llevando las tres hondas anudadas en la frente.
            - ¿Las tres hondas? –preguntó Gerión.
            - Claro. La larga, de junco negro, que llega más lejos que ningún arco. La corta, de nervios, que proporciona una precisión asombrosa. Y la de cerdas, para cuando no se sabe cuál elegir. Pídele que te las enseñe cuando la conozcas, estará encantada de practicar el celtíbero contigo. 

Para caracterizar a Anglea, Sandra ha utilizado diversos collares y brazaletes ibéricos del Museo Arqueológico Nacional:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada