martes, 25 de julio de 2017

S.P.Q.R.


Termino la serie de entradas sobre Roma con dos de las referencias que marcaron nuestros paseos por la ciudad. Una es la deliciosa guía de itinerarios publicada por Lonely Planet con ilustraciones de Alix, el personaje creado por Jacques Martin del que soy desde hace mucho tiempo un fan incondicional. La otra son las maravillosas tapas de hierro fundido que conectan la ciudad de la superficie con la subterránea. Con el acrónimo que recuerda a la antigua República romana y sirve de lema a la ciudad, SPQR (Senatus Populusque Romanus), estas tapas de alcantarilla son una inconfundible seña de identidad bajo los pies del caminante. 




viernes, 23 de junio de 2017

EL FORO ROMANO AL ATARDECER


No consigo terminar de hacerme a la idea de que realmente exista un lugar como este. Si tuviera que señalar el rincón del mundo cuya desaparición me causaría un vacío más irreparable, creo que sería el Foro Romano. En este conjunto desordenado de la huella de los siglos sidos se resume mucho de lo que nos hace los hombres y mujeres que somos. Esta proporción, este sentido del escenario humano, este espacio para el contacto y la convivencia, para la expresión de la palabra y el ejercicio de la libertad, para la formulación de las leyes y la defensa de su observancia. Como casi siempre, todo ello derivó en el abuso, la arbitrariedad y el crimen, pero rehuso quedarme con eso. El Hombre merece la pena cuando intenta ser más grande con los otros que estando solo. En eso pienso de pie junto al arco de Septimio Severo, contemplando el Foro extendiéndose hasta el arco de Tito al atardecer. Es algo sobrecogedor.













miércoles, 14 de junio de 2017

EN LA CRIPTA TARTÉSICA DE CIRMO (Galería de ilustraciones TRILOGÍA DE ANÍBAL VI)


Una escena especialmente sugerente de El heredero de Tartessos es, en mi opinión, la que tiene lugar en la cripta tartésica de Cirmo. En ella se dan cita Argantio, Anglea y Gerión junto a los hermanos de éste, Irmán y Mimbro. Todos ellos quedarán sobrecogidos por los hallazgos que les esperan allí.

Sandra Delgado ha recreado la escena de un modo magistral, iluminándola con la luz cenital de la antorcha que sostiene en alto Gerión. El espacio está inspirado en la maravillosa cámara funeraria ibérica de Toya, en Peal de Becerro.


La ilustración reproduce también, como siempre tomando como modelos piezas reales, algunos de los objetos que se citan en el fragmento de texto que reproduzco a continuación:

          A Argantio le dio un vuelco el corazón: “¡Por la barba de Reshef, una crátera ática!”. Se acercó para verla mejor y distinguió las siluetas de dos jóvenes desnudos sentados sobre mantos; uno de ellos estaba siendo coronado por dos seres alados. Vasijas similares seguían siendo una mercancía enormemente apreciada en el valle del Betis y las costas íberas; las traían de lejanas tierras de levante unos comerciantes de esbeltas naves llamados foceos, pero nunca había pensado que encontraría una en el subsuelo de una remota aldea celtíbera. Junto a la crátera había una espada rota en tres fragmentos y un yelmo de bronce sin penacho de anchas carrilleras proyectadas hacia el frente. “También el casco es griego”, se dijo, “debe ser muy antiguo”. Y un monolito de piedra tallada, un betilo como el que su propio pueblo utilizaba para representar a la divinidad.

Si quieres más información sobre las dos primeras novelas de La trilogía de Aníbal:

El heredero de Tartessos

El cáliz de Melqart

jueves, 8 de junio de 2017

LOS ESCRITORES Y SUS MIRADAS (El viaje y el escritor. Europa 1914-1939)


En el ecléctico contenedor de oferta cultural que es el cuartel del Conde Duque, uno de los edificios alberga en heterogénea armonía el despacho de ese personaje fascinante que fue Ramón Gómez de la Serna, un magnífico museo de arte contemporáneo y una pequeña sala para exposiciones temporales que en estos días ofrece su espacio a la muestra El viaje y el escritor. Europa 1914 - 1939. Quien haya seguido la colección de literatura de viajes El Periscopio, de Ediciones Evohé, sabrá que soy un apasionado de la combinación de viajes y escritores, de modo que no podía perdérmela. 

Se trata de una sorprendente apuesta comisionada por Fernando Castillo, en la que grandes escritores europeos recorren las ciudades del continente en una secuencia de textos y óleos pintados por Damián Flores, que tienen como telón de fondo la infraestructura de estaciones y caminos de hierro que efímeramente crearon en Europa una ilusión de anchura de horizontes entre las dos guerras mundiales. Tanto los textos como las pinturas están recogidos en un catálogo como para leer despacio y conservar.

De los óleos de Damián Flores me han impresionado las miradas de los escritores, como si latiera en ellas la certidumbre de que su anhelo por absolver con el arte a la Europa de entreguerras que se encaminaba hacia la barbarie estaba condenado al fracaso. Pero que a pesar de ello no dejarían de mantener viva la llama de la libertad del espíritu humano.










lunes, 5 de junio de 2017

SCHULTEN Y EL DESCUBRIMIENTO DE NUMANCIA en el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid


El Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, situado en Alcalá de Henares y dirigido por Enrique Baquedano, nos tiene ya acostumbrados a magníficas exposiciones temporales que abordan con enfoques innovadores los temas arqueológicos. Es el caso de la actual exposición sobre Numancia (puede visitarse hasta el 9 de julio) que toma como elemento central las excavaciones de Adolf Schulten, que popularizaron el yacimiento y la épica historia de la ciudad en Europa a partir de 1905.

La exposición muestra materiales originales del arqueólogo alemán, como cuadernos de campo y planos de las excavaciones, así como también de la controversia que en una España aún herida en su orgullo por el desastre de 1898 produjo el que fueran investigadores extranjeros los que sacaran a la luz (y en muchos casos sacaran del país) los testimonios de lo que se tomaba como un símbolo nacional. Son significativos los periódicos de la época, con nombres tan sonoros como El avisador numantino. Y es verdad que uno acaba por no saber si tomar a Schulten por científico, visionario o expoliador, o de todo un poco.

La exposición tiene otros atractivos, como piezas recuperadas en los campamentos romanos de Escipión o en la necrópolis de la ciudad (ahí están las famosas fíbulas de caballos y una singular navaja plegable) y grandilocuentes textos laudatorios de autores romanos (que ensalzando a los celtíberos se ensalzaban a sí mismos) y modernos. Valga como ejemplo el texto de Floro: ¡Loor a esta ciudad esforzada y dichosa [...] que fue capaz de resistir durante tanto tiempo con sus solas fuerzas a la nación que disponía de todas las del universo!

Al final se muestran algunos ejemplos del enorme impacto que Numancia tuvo en escritores como Cervantes y Lorca y en el imaginario colectivo español. Después, como casi todos los grandes hechos históricos en España, la resistencia y caída de Numancia ha quedado envuelta en una reticente sombra de desapego, como si no fuera sino una de esas gestas bárbaras o fanáticas que durante mucho tiempo reinvidicó el nacionalismo más rancio. Es cierto que seguramente los españoles de hoy tenemos más que ver con Escipión Emiliano que con Retógenes, pero eso no nos debería hacer pasar por alto que fue en nuestro suelo donde tuvo lugar uno de los más resonantes y sobrecogedores episodios del mundo antiguo. Al menos debemos conocerlo, y el MAR nos ayuda a hacerlo

















lunes, 8 de mayo de 2017

LAS COSAS QUE MERECEN LA PENA (LOS VIII ENCUENTROS LIBRIS)

Javi abriendo los Encuentros con Lucie, Farsalia y Calibán

Los VIII Encuentros Hislibris me dejan el buen sabor de boca de las cosas que merecen la pena, más aún cuando son tan poco frecuentes como este prolongado acto de amistad que ya tiene casi una década de vida. Quién iba a decirme la primera vez que me acerqué a esta comunidad de personajes virtuales con nombres enigmáticos y pluma afilada que terminaría por convertírseme en algo tan valioso. Pasan los años y ahí siguen muchos hislibreños de primera hora, capitaneados por Javi, mientras otros que un día guardaron silencio son reemplazados por savia nueva. 

He disfrutado mucho de todos ellos estos días. Estupendas las presentaciones en María Pandora, acogidos por Luismi y su equipo y por el lujo de los horizontes de Madrid desde Las Vistillas; allí conocimos a algunos de los autores del nuevo libro del concurso de relatos, y celebramos con Sandra (Lucie) y Juan Luis (Calibán), con Farsalia dándoles la alternativa, sus primeras novelas. Todos ellos hacen crecer lo que Lucie llamó la Generación Hislibris. Fue también un placer gozar de la hospitalidad de esa venerable institución que es la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, personalizada por Enrique Gracia Trinidad y Emilio Porta. Allí escuchamos a Rosalía (Mª José Galván), Lucie y Calibán hablarnos de cuentos y relatos, y tuve el honor de moderar un panel irrepetible sobe Dioses y hombres en la antigüedad grecorromana con Pilar González Serrano, Carlos García Gual, Javier Negrete y Fernando Lillo. Merezco eterno castigo por no haber grabado una sesión que nos dejó a todos encandilados. Después vino la memorable comida en el Círculo de Bellas Artes con nuestros ponentes de lujo y toda la tropa hislibreña. Y para rematar la faena, la visita a la Feria del Libro Antiguo y el paseíto por el Madrid primaveral.

En fin, una delicia. Ahora a seguir leyendo, escribiendo, editando, siguiendo los hilos del foro, manteniendo el contacto con los amigos, pensando en los encuentros del año que viene. Es decir, ahora a seguir hislibreando.

Lucie, Farsalia y Calibán presentando las novelas

Los hislibreños en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles

En el Círculo de Bellas Artes con nuestros ponentes rodeados de hislibreños (en primer plano Mr. Gado e Íñigo a la izquierda y Nausícaa, Javi y Sandra a la derecha)

La tropa hislibreña al completo en el CBA

Encuentro casual con Manu (Curistoria) en la Feria del Libro Antiguo
(Juanrío, Curistoria con su niña, Farsalia, Íñigo Montoya y su marido, Íñigo a secas, Javi y yo mismo)

Carmen, Delia y Akawi reponiendo fuerzas

Nuru y un servidor con Luismi y Bea, del María Pandora

Javi, Lucie y Juanrío iniciando la presentación del libro de relatos

Javi con Calibán y Ave, uno de nuestros autores noveles.

Javi y Nuru

Javi con Íñigo Montoya y Jaime

Javi rozando el éxtasis en la clausura y dando palmas para que le traigan otra cerveza